La cirugía ultrasónica ha supuesto un gran avance en todas las intervenciones en los que es necesario realizar injertos óseos maxilares puesto que permite cortarlo sin producir su calentamiento y sin afectar a los teljidos colindantes.

Sin duda esto proporciona seguridad y comodidad en todos nuestros pacientes porque se trata sólo y exclusivamente la zona afectada.

En la Clínica Birbe realizamos este tipo de procedimientos de injertos óseos en los que es necesario regenerar parte del hueso y en lugar de utilizar materiales artificiales, se utiliza el propio hueso del paciente de tal forma que su índice de rechazo es prácticamente nulo. Para obtener estas partes, normalmente se suele acudir a la zona del mentón o de la mandíbula que, con ayuda de la cirugía ultrasónica, podemos ser muchos más precisos en la selección de la parte del hueso que queremos.

Con este avance tecnológico en el sector sanitario, nos aseguramos una intervención más segura, eficaz y con mejores resultados para el paciente ya que no rozamos ningún hueso de los de alrededor.

Además, ya son muchos los motores ultrasónicos que existen en el mercado para este fin que facilitan nuestra labor en los injertos de hueso, la cirugía ortognática, la cirugía periodontal, etc.

Y recuerda, si tienes cualquier problema facial o bucodental, acude a nuestra Clínica donde contamos con las últimas tecnologías además de un extenso grupos de profesionales médicos formados en diferentes áreas que podrán tratar con éxito cualquier patología o problema.