Cirugía ortognática riesgosSi está pasando por tu cabeza la siguiente frase: “Voy  a someterme a una cirugía ortognática y quiero saber que riesgos voy a correr.”

Bien, empecemos mencionando el riesgo anestésico, que en una población de pacientes sanos como suele ser el paciente de cirugía ortognática podríamos situar en un problema de cada 750 000 anestesias. Para ponerlo en cifras relativas, es mucho más peligroso un desplazamiento en coche.

¿Y cuáles son los riesgos de la propia cirugía ortognática?

Buenas noticias. La cirugía ortognática en manos expertas es muy segura. El sangrado intraoperatorio es mínimo y no suele representar ningún problema.

¿Existe riesgo de lesión de estructuras vecinas?

  • En cirugía mandibular, debemos tener presente que existe el nervio dentario  que transcurre por dentro de la mandíbula y por el propio edema de la intervención, o el movimiento ortognático de la mandíbula, puede transmitir una calidad de señal nerviosa inferior a la de zonas vecinas. Al ser un nervio sensitivo, no afecta la movilidad del labio, sino la sensibilidad de la zona lateral del labio inferior. Una vez resuelta la fase de edema, la sensibilidad suele recuperarse sin mayor problema.
  • Otras estructura a vigilar son el nervio lingual o los propios dientes cercanos a las zonas de la interveción. Bajo manos expertas, estos riesgos quedan minimizados y representan menos del 1% de casos.

Como puedes ver y aunque pasar por cualquier operación no es un trámite agradable, la cirugía ortognática no es una operación arriesgada, pero sobretodo es importante que no tengas ninguna duda al respecto y que tu cirujano te explique bien la intervención a la que te vas a someter.