Dentro de la cirugía maxilofacial encontramos la rama de la cirugía ortognática que, como bien hemos comentado en otros artículos anteriores, trata de corregir deformidades faciales cuando no se deben sólo a una malposición dental.

En estos casos en la Clínica Birbe, expertos en este tipo de cirugías y todo un referente a nivel nacional e internacional, realizamos este tipo de tratamientos en pacientes que muerden con la mandíbula hacia el exterior, cuando muerden con el maxilar hacia delante o cuando tienen una mordida abierta de tal forma que logramos corregir la función masticatoria, conseguimos una mejora estética con proporciones faciales mejores y una mejor salud gingival.

Lo ideal es que el paciente tenga entre 18 y 20 años, etapa en la cual la calidad del hueso es mayor y además el crecimiento óseo ha terminado. Sin embargo, dentro de la cirugía ortognática nos encontramos con una técnica revolucionaria denominada «Surgery First» que está cambiando el panorama del sector maxilofacial ya que con este nuevo tratamiento el procedimiento es mucho más rápido y no es necesario que el paciente utilice la ortodoncia prequirúrgica durante 14 meses.

Hasta ahora, este tipo de tratamientos se alargaban en el tiempo precisamente por la necesidad de tener que someterse a una ortodoncia previa a la cirugía, sin embargo, con esta técnica se reposiciona primero mediante la cirugía las bases óseas y finalmente se corrige la malposición dental para conseguir un buen control del movimiento de los dientes.

No obstante, no todos los pacientes que vienen a la clínica y desean este tratamiento pueden someterse a él ya que depende de las características propias de cada paciente. Por otro lado, destacamos la importancia de contar sólo con profesionales especializados ya que es una técnica muy concisa en la que se pueden tener que realizar corticotomías que provocan movimientos dentales muy rápidos por lo que es extremadamente minuciosa.

Ahora bien, después de la cirugía sí es necesario utilizar un tratamiento de ortodoncia aunque el paciente haya podido evitar el prequirúrgico ya que ayudará a que las piezas dentales adquieran su posición correcta.

El aspecto psicológico en este tipo de cirugías también es importante ya que el paciente se somete a un importante cambio a nivel de estructuración facial que siempre es a mejor a nivel funcional y estético pero es fundamental que el paciente esté preparado y concienciado para este cambio.

Por lo tanto, «Surgery First» es una técnica que tiene numerosas ventajas ya que se acorta notablemente los tiempos del tratamiento y se maximizan los beneficios estéticos y psicológicos del paciente.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Danos tu valoración haciendo click en las estrellas!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos: