Imagen2

 

Las mujeres embarazadas son especialmente susceptibles de tener problemas orales, de encías, y maxilofaciales. Los más frecuentes son las caries, inflamación de encías, y dolores dentales.

Lógicamente el hecho de estar embarazada no imposibilita el tratamiento maxilofacial o dental, pero sí es importante tener en cuenta ciertas consideraciones, en especial en relación a los medicamentos habitualmente prescritos, como antibióticos, anestésicos, y analegésicos.

Según en qué fase del embarazo te encuentres, prescribiremos unos u otros, de forma que en todo momento valoraremos riesgo/beneficio del tratamiento. Por suerto, existe un buen número de medicamentos que no perjudican el progreso normal de la gestación.

Por otra parte, caso de necesitar hacer una radiografía, utilizaremos siempre delantales de plomo para asegura que la radiación, por pequeña que sea, se localiza en la zona a tratar y no afecta el feto.

Si necesitas una valoración, no dudes en contactar con nosotros.