¿Sabías que existen diferentes tipos de cirugía ortognática? Si últimamente te habías estado informando para saber bien en qué consiste este tipo de cirugía y resolver posibles dudas, en esta entrada te queremos hacer saber todo lo que necesitas.

Indicaciones de la cirugía bimaxilar

Es importante tener en cuenta que existen diferentes cirugías ortognáticas, pero todas ellas tienen en común el tratamiento maxilar y mandibular con una finalidad estética y funcional.

La cirugía bimaxilar se indica en casos de:

  • Maloclusión en la que el maxilar superior y la mandíbula se ven afectados. Existen maloclusiones de clase II, clase III y mordida abierta. Eso sí, la cirugía bimaxilar se indica cuando la maloclusión es de origen óseo.
  • Recolocación de los huesos en la posición más adecuada según el objetivo estético deseado.
  • Apnea obstructiva del sueño.

Realización del tratamiento

En primer lugar, hay que saber que, de manera previa a la cirugía ortognática, se realiza un tratamiento de ortodoncia para un conseguir un movimiento en los dientes. Posteriormente, se procederá a la operación maxilofacial para tratar los huesos. Esto se consigue mediante un tratamiento que incluye movimientos tridimensionales de la mandíbula y del maxilar.

Ya en la imagen de la zona superior se puede observar de forma notable el antes y el después de una paciente tras una operación maxilofacial bimaxilar.

Existe un estudio tridimensional que se realiza de manera previa que permite al cirujano maxilofacial una planificación adecuada del tratamiento. Puede preparar “virtualmente” los movimientos que realizará en los huesos y, así, conocer las diferentes opciones de tratamiento posibles.

Se pueden realizar diferentes estudios cefalométricos en función de la patología de cada paciente:

  • Simple: ayuda al cirujano maxilofacial a establecer los puntos de referencia.
  • Predecible: se identifican los diferentes puntos de referencia y se consigue la realización de un diagnóstico anatómico basándose en un entorno tridimensional.
  • Completo: se realiza el mejor diagnóstico posible y la posterior operación utilizando todos los elementos posibles.

Aunque primeramente se procede a la ortodoncia y, después, a la cirugía, existe el protocolo conocido como Surgery First, en el que el ortodoncista y el cirujano maxilofacial estudian el caso detenidamente y pueden realizar la operación antes de la ortodoncia.

En Clínica Birbe, el paciente cuenta con un equipo especialista que le resolverá posibles dudas desde la primera visita. Conocerá al Dr. Birbe, cirujano maxilofacial diplomado por el American Board of Oral and Maxillofacial Surgery, que le dará a conocer las mejores opciones de tratamiento.

¡Ya puedes pedir tu primera visita!