Cirugía ortognática bimaxilar

Una de las especialidades del Doctor Birbe y su equipo de profesionales médicos es la cirugía ortognática bimaxilar. Este tipo de cirugía es aquella en la que se persigue mover la mandíbula hacia una posición más adecuada, tanto estética como funcional, mediante una combinación médico-odontológica, es decir, ortodoncia que mueve los dientes y cirugía maxilofacial que mueve los huesos.

Este tipo de cirugía, por lo tanto, requiere de movimientos tridimensionales tanto del maxilar como de la mandíbula para lograr la mordida correcta y recuperar la función masticatoria y estética del paciente.

En la actualidad, estas deformidades dento-faciales afectan  a un 10% de la población mundial presentando desequilibrios relacionados con los dientes y el rostro. Por suerte, en España, la Clínica Birbe es todo un referente en la realización de esta intervención quirúrgica.

La importancia de un buen diagnóstico

Ahora bien, para conseguir los mejores resultados finales en el paciente es necesario hacer un diagnóstico preciso mediante herramientas de última tecnología como los estudios tridimensionales que permiten realizar un escáner de toda la zona oral y maxilofacial que se pueden manejar mediante un software para planificar de forma precisa el tratamiento. Es precisamente, esta planificación uno de los factores más importantes dentro de la cirugía bimaxilar, ya que el experto maxilofacial puede preparar todos los movimientos quirúrgicos con antelación en el modelo virtual e ir probando posibles movimientos de los huesos faciales y poder ver así las distintas posibilidades de tratamiento antes de la intervención.

Para el paciente también es importante participar en el proceso ya que puede asimilar y ser consciente de forma previa del tipo de intervención que se le va a realizar.

Análisis según la patología

En primer lugar, hay que saber que, de manera previa a la cirugía ortognática, se realiza un tratamiento de ortodoncia para un conseguir un movimiento en los dientes. Posteriormente, se procederá a la operación maxilofacial para tratar los huesos. Esto se consigue mediante un tratamiento que incluye movimientos tridimensionales de la mandíbula y del maxilar.

Existe un estudio tridimensional que se realiza de manera previa que permite al cirujano maxilofacial una planificación adecuada del tratamiento. Puede preparar “virtualmente” los movimientos que realizará en los huesos y, así, conocer las diferentes opciones de tratamiento posibles.

Sin embargo, dependiendo de cada patología, se puede proceder a la realización de diferentes análisis cefalométricos:

  • Simple:  guía de forma visual y auditiva para que el cirujano pueda establecer los mejores puntos de referencia. Este asistente además tiene la opción de alterar la configuración de aquellos análisis ya existentes o de crear sus propios análisis.
  • Predecible: proporciona un entorno 3D para realizar una identificación fácil y sencilla de los puntos de referencia, permitiéndole diagnosticar la anatomía del paciente.
  • Completo: se utilizan todos los elementos disponibles como herramientas de medición, anotaciones… para analizar la zona a tratar y poder hacer un diagnóstico preciso y su posterior intervención.
 Como método adicional de ayuda, contamos también con reposicionadores digitales que se fabrican con una impresora 3D que facilita el posicionamiento correcto de la arcada durante la cirugía. Por lo tanto, mediante la planificación virtual, los reposicionadores para tratamientos bimaxilares, en conjunto con el equipo de profesionales especializados y las instalaciones de última tecnología; proporcionarán un resultado perfecto.

 

¿Cuándo se necesita una cirugía bimaxilar?

Es importante tener en cuenta que existen diferentes cirugías ortognáticas, pero todas ellas tienen en común el tratamiento maxilar y mandibular con una finalidad estética y funcional.

La cirugía bimaxilar se indica en casos de:

  • Maloclusión en la que el maxilar superior y la mandíbula se ven afectados. Existen maloclusiones de clase II, clase III y mordida abierta. Eso sí, la cirugía bimaxilar se indica cuando la maloclusión es de origen óseo.
  • Recolocación de los huesos en la posición más adecuada según el objetivo estético deseado.
  • Apnea obstructiva del sueño.

El paciente cuenta desde la primera consulta con todo el equipo de expertos a su disposición para cualquier duda.

Desde el primer momento, se explican todas las opciones de tratamiento y la mejor para cada caso. Por lo mismo, no dudes en venir a visitarnos a nuestras instalaciones de Barcelona para realizar un diagnóstico personalizado según tus necesidades .

Suscribete a nuestra Newsletter

¡Mantente informado de nuestras publicaciones!

Artículos relacionados

El pasado 12 de Mayo reabrimos nuestra clínica siguiendo los protocolos sanitarios exigidos por el Covid-19. Más información