Marc estudia en ESADE y está a punto de empezar el curso.

Quería disfrutar de unas merecidas vacaciones veraniegas antes de pasar por quirófano para corregir su mordida abierta y prognatismo mandibular. Inicio el tratamiento de ortodoncia unas semanas antes de la intervención, y junto con su ortodoncista decidimos que lo mejor era planificar la cirugía ortognática una semana antes de empezar el curso.

CORRECCIÓN QUIRURGICA DE LA MORDIDA ABIERTA

Así pues, el primer lunes de Septiembre operamos a Marc, cerrando su mordida abierta y corrigiendo su prognatismo mandibular. Fue una cirugía ortognática bimaxilar sencilla, y en 90 min habíamos completado la intervención, y Marc estaba de regreso a la habitación.

Al día siguiente, como previsto, ya en casa, empezamos la rehabilitación y a la semana, Marc acudía a clase, con su nuevo rostro, sin mordida abierta y con el prognatismo mandibular corregido.

Marc fue listo. Entendió que el problema requería cirugía ortognática tal como recomendo su ortodoncista, planificó la intervención cuando mejor encajaba y no quería correr riesgos.

“Estoy encantado con el resultado y la recuperación” dice Marc, sonriendo.

Y nosotros encantados de sonreir con él. 

¿Sonreimos juntos? 

Contacta con nosotros, te ayudaremos a cumplir tus objetivos.