Las mujeres en fase menopáusica experimentan cambios en distintos puntos de su cuerpo en relación a la alteración hormonal que se está produciendo. Uno de estos cambios, y de intensidad considerable, se da en la boca y sus tejidos. 

¿Que cambios se dan en la boca durante la menopausia? 

La pérdida de masa ósea que se da en los huesos largos, también se experimenta en el hueso donde tenemos los dientes. Esta correlación no es directa, es decir, podemos  no perder igual masa ósea en un hueso largo que en el maxilar.

Esta pérdida de hueso maxilar, conlleva pérdida de dientes, mayor riesgo de enfermedad periodontal ( de las encías) y  función masticatoria.

Por cada 1% de masa ósea perdida, multiplicamos por 4 el riesgo de perder dientes.

Una medicación empleada a menudo para corregir la pérdida ósea, son los bifosfonatos. Existe cierta alarma por la aparición de necrosis ósea en paciente en tratamiento con bifosfonatos.  Pero este riesgo se da sobre todo en pacientes que han tomado bifosfonatos por vía endovenosa, en relación en general con el tratamiento de ciertos procesos cancerígenos. Otra cosa es la paciente tomadora de bisfosfonato por vía oral, que tiene un riesgo muy bajo.

El síndrome de la boca ardiente, es otro proceso en relación con los cambios hormonales que se puede dar durante la menopausia.  Típicamente se da sobre los 40-50 años de edad, en mujeres (7:1 respecto los hombres) y no es más que una sensación desagradable de quemazón en cualquier zona de la boca, con sensación de poca saliva, boca seca, y cambios en los sentidos del gusto y olfato. A menudo un tratamiento hormonal sustitutivo mejora el problema.

Por lo tanto si eres mujer en esta fase de tu vida, toma las medida oportunas para prevenir estos problemas.

Ven a vernos ! te cuidaremos